Posts por DavidGNavas

Krystian Zimerman y el papel del espectador

Buscando nocturnos de Chopin en una calurosa noche de verano, el azar algoritmo de los vídeos relacionados en YouTube me llevó a esta joya:

Nada descubriré a los asiduos de las composiciones del romanticismo sobre un profesional que de niño creía que lo normal era tener un piano en casa, o de quien en su madurez considera que para tocar una pieza hay que morir por ella, pero profundizando en su discografía (études de Chopin, The Liszt Recordings…) se ha convertido en mi pianista favorito.

A medida que pasa el tiempo crecen mis ganas por verle en directo y habría ido ya a un concierto de no ser porque, por un lado, parece bastante ajeno a gestionar su presencia en internet; y por otro, comprar una entrada suya es todo un acto de fe.

Desde aquella noche estoy alerta a las actualizaciones sobre este intérprete y, justo hace unos meses, me sorprendió una noticia de esas que llenan tantos medios impresos como digitales: durante un concierto en Ruhr, Krystian Zimerman interrumpió su actuación.

n elementos para redactar contenido

En una formación que recibí allá por 2011, Fernando Polo explicaba el principio MECE: “mutually exclusive (no overlaps) and collectively exhaustive (no gaps)“.

Este principio trata de ordenar los elementos de un problema en base a dos premisas: plantear todas las opciones y soluciones posibles (no gaps) y definirlas de manera que ningún aspecto se superponga entre sí para evitar redundancias o confusiones (no overlaps).

¿Se podría aplicar esto a la redacción de contenidos? Atendiendo a MECE, ordenaríamos los elementos de un discurso de tal forma que no se solaparan entre sí (no overlaps) y además trataran de abarcar toda la temática a la que se refieren (no gaps).

Para tener una idea clara, qué mejor que una representación gráfica:

 

La imagen ilustra la definición matemática del principio MECE, no es otra cosa que la partición de un conjunto.

 

Branded apps

Crear contenido útil de manera no intrusiva y acompañarlo de una experiencia satisfactora es la premisa de la que parte el branded content para dar a conocer o hacer más atrayente una marca o proyecto. De manera similar se perfila el argumento de las branded apps: ofrecer funcionalidades de utilidad o entretenimiento a la vez que se posiciona la imagen de una marca en concreto.

En base a esto surgen infinidad de aplicaciones que no tienen mucho que ver con las marcas que las patrocinan pero que ofrecen al usuario contenido exclusivo o entretenimiento de diversa índole. Por ello, me ha llamado la atención descubrir una aplicación que se ajusta al razonamiento que propone la marca en cuestión y se alinea con los mismos valores que se quieren transmitir.

“Blue Efficiency” es un concepto creado por Mercedes-Benz para identificar una serie de tecnologías en torno a la tendencia del sector automovilístico de reducir el consumo y las emisiones en los utilitarios. Al mismo tiempo, la app con el mismo nombre trata de ahorrar batería del smartphone mediante un simple ajuste que combina la configuración de algunas opciones.

Autos y móviles son objetos a los que muchos usuarios, entre los que me incluyo, le vamos cogiendo cariño con el tiempo. Parece buena idea por tanto, cuidar el funcionamiento de algo que utilizamos todos los días para dar a entender que el producto también estará desarrollado con el mismo mimo.

La idea de llegar al corazón del usuario por medio de soluciones para su smartphone me parece extensible a muchos sectores. En este ejemplo la implementación me ha encantado. ¿Conocéis algún otro similar?

Docencia conectada

Imagina por un momento que la región en la que resides es aislada del exterior. ¿Qué pasaría con los instrumentos que forman parte de tu vida día a día? No hablemos ya de un ordenador o internet, pero ¿alguien sabría hoy en día fabricar desde cero, por ejemplo, un lápiz?

Productos o servicios que puedan parecer simples fueron en su día creados partiendo de la conjunción de muchas ideas.

La idea de lápiz agrupa la idea de grafito, de madera, de ensamblaje, de escritura. Ésta última a su vez parte de la idea de caracteres que representan un lenguaje y se reúnen en torno a palabras, párrafos, ensayos que a su vez representan otros grupos de ideas.

Una idea por sí sola puede no ser de utilidad, pero prueba a relacionarla con otra con la que pueda encajar.

Inserción de panorámicas 360º

Estos días, a raíz de esta publicación en la cuenta oficial de Android en Google+, diversos medios han compartido la noticia sobre la posibilidad de insertar estas imágenes en cualquier web.

Sin embargo, desde hace justo 6 meses existe un proyecto de código libre en Github para ofrecer esta posibilidad sin depender de la capa social de Google. En base a este código surgió a su vez un plugin para WordPress, que he instalado para comparar las dos formas de inserción.

El lugar de cualquier otro

En un evento ideado por Google+ Local España -del que hablaré próximamente- tuve la ocasión de conocer el caso de una entidad financiera con una plataforma social interna para empleados técnicamente impecable, pero que casi nadie usaba.

Por el contrario, en la empresa en la que trabajo podemos presumir de medio social en el que interactuamos a diario, pese a que la herramienta social no está totalmente desarrollada en pos de la usabilidad y experiencia de usuario.

Se trata de un ejemplo concreto de algo que ya he escuchado en palabras de algunos compañeros de trabajo: si la tecnología no va a acompañada de una cultura organizativa que eduque y empodere al usuario, los resultados serán muy limitados y tomarán su tiempo en llegar.

De los factores que pueden determinar el éxito construyendo una verdadera red social interna puedo reseñar aquí un post que enlaza a otros excelentes artículos, sin embargo, yo me detendré aquí en un espacio crucial cuando se trata de aportaciones de información, argumentos y contra-argumentos, enunciados y propuestas: este lugar es el vacío.

Héroes

Una profesora germana desarrolla a sus alumnos el teorema de pitágoras.

Si esta profesora fuera danesa, ¿habría llegado a la misma conclusión? ¿y si fuera argentina? ¿un profesor español concluiría en la misma expresión? ¿y un japonés?

La idea a explicar en clase sería la misma, independientemente de la nacionalidad, la argumentación matemática habría finalizado igual.

¿Y si el profesor fuera afiliado a un partido liberal? ¿y a uno socialdemócrata? ¿y si fuera aficionado al baloncesto? ¿y si resultara uno de los pupilos quien demuestra a sus compañeros el teorema?

Prólogo

Un niño dibujaba a todo detalle aquello que aparecía en sus sueños.

Concentrado como estaba en no dejarse nada, dibujaba; a cada cosa que recuperaba de su memoria, le guardaba un espacio y con cuidado poco a poco, iba perfilando figuras en su papel.

Pensó en un determinado momento que aquello le estaba quedando verdaderamente perfecto, cuando de pronto sospechó de una sombra; algo había torcido su pincel y sin darse cuenta del todo, había convertido un delicado trazo en algo a modo de pintarrajo.

Titubeó sobre si debía arrugar inmediatamente la hoja, tirarla y comenzar con otra, y aunque le costó un tiempo de duda y tristeza, así lo hizo; mas al comenzar la siguiente página en blanco, se quedó mirando sin saber por dónde empezar; pasó tanto tiempo obnubilado en su blancura que se enamoró de su pureza, y llegó a pensar que era mejor no tocar, siquiera acariciar su obra, aunque ya no supo si era suya o simplemente la obra era dueña de sí misma.

Finalmente el niño olvidó dibujar, y no pensó en ningún momento en que alguien debiera dirigir su mano hacia otros primeros pasos, algunos nuevos retazos, aprender de nuevo a pintar, se sintió completamente seguro de que ahora lo que necesitaba era, más que nunca, volver a soñar.