Una profesora germana desarrolla a sus alumnos el teorema de pitágoras.

Si esta profesora fuera danesa, ¿habría llegado a la misma conclusión? ¿y si fuera argentina? ¿un profesor español concluiría en la misma expresión? ¿y un japonés?

La idea a explicar en clase sería la misma, independientemente de la nacionalidad, la argumentación matemática habría finalizado igual.

¿Y si el profesor fuera afiliado a un partido liberal? ¿y a uno socialdemócrata? ¿y si fuera aficionado al baloncesto? ¿y si resultara uno de los pupilos quien demuestra a sus compañeros el teorema?