Tecnología

Una victoria sobre Cronos, la lucha contra el timeline – Foros II

Francisco de Goya - "Saturno devorando a un hijo"Uno de los mitos de la antigua Grecia cuenta cómo el titán Cronos castró a su padre Urano (personificación del cielo) haciendo que el firmamento no volviera a cubrir la tierra (su madre Gea) y abriendo así el espacio en el que se desarrollaría la historia.

Derrocado su padre, Cronos se hizo con el poder y empezó a procrear, pero a través de Gea supo de una profecía que vaticinaba que, al igual que él había hecho, uno de sus hijos lo acabaría destronando. Temeroso por este augurio, empezó a engullir a todos sus descendientes antes de que alguno pudiera crecer lo suficiente como para enfrentarse a su tiranía.

Identificado como el dios que rige el tiempo (en una de tantas interpretaciones), Cronos personifica la idea de que esta magnitud todo lo devora: el tiempo todo lo consume, insaciable en su devenir.

La tiranía de Cronos se manifiesta de forma análoga en nuestros días. La idea del tiempo insaciable se materializa en forma de una estructura de ordenación de contenido: el timeline. Esta estructura, utilizada en algunos de los medios digitales con más popularidad, se encarga de priorizar el contenido más reciente, haciendo que conforme pasa el tiempo, las creaciones se pierdan en el vacío, engullidas por el paso de los días.

El día que cambió mi manera de ver el software

Cuando en marzo de 2011 asistí a la primera de las Jornadas de Software Libre realizadas en Ciudad Real, no tenía ni idea de qué trataba esto: ¿programas gratis? ¿Linux? Era un completo ignorante sobre el tema. Atender a las primeras ponencias fue como ir a un concierto en el que no te sabes las piezas. Disfrutaba la música pero no llegué a sentir la totalidad de su belleza.

Más adelante comentaré lo útiles que resultaron las primeras conferencias (lista en YouTubedescarga), pero primero me detendré en quien, de forma pausada y con acento norteamericano, sentó en mi mente las bases para que más tarde comprendiera lo que suponía el software libre.

RMS
RMS en el paraninfo del campus de Ciudad Real – Imagen por Cleto Martín alojada en Arco-UCLM

Fue el mismo Richard Stallman quien, arropado por los aplausos de los estudiantes y profesionales que llenaban por completo el paraninfo de mi facultad, explicó las cuatro libertades del software libre. Me resultó tan claro en la exposición de las ideas que sentí que tenía que unirme de inmediato a la causa.

Branded apps

Crear contenido útil de manera no intrusiva y acompañarlo de una experiencia satisfactora es la premisa de la que parte el branded content para dar a conocer o hacer más atrayente una marca o proyecto. De manera similar se perfila el argumento de las branded apps: ofrecer funcionalidades de utilidad o entretenimiento a la vez que se posiciona la imagen de una marca en concreto.

En base a esto surgen infinidad de aplicaciones que no tienen mucho que ver con las marcas que las patrocinan pero que ofrecen al usuario contenido exclusivo o entretenimiento de diversa índole. Por ello, me ha llamado la atención descubrir una aplicación que se ajusta al razonamiento que propone la marca en cuestión y se alinea con los mismos valores que se quieren transmitir.

“Blue Efficiency” es un concepto creado por Mercedes-Benz para identificar una serie de tecnologías en torno a la tendencia del sector automovilístico de reducir el consumo y las emisiones en los utilitarios. Al mismo tiempo, la app con el mismo nombre trata de ahorrar batería del smartphone mediante un simple ajuste que combina la configuración de algunas opciones.

Autos y móviles son objetos a los que muchos usuarios, entre los que me incluyo, le vamos cogiendo cariño con el tiempo. Parece buena idea por tanto, cuidar el funcionamiento de algo que utilizamos todos los días para dar a entender que el producto también estará desarrollado con el mismo mimo.

La idea de llegar al corazón del usuario por medio de soluciones para su smartphone me parece extensible a muchos sectores. En este ejemplo la implementación me ha encantado. ¿Conocéis algún otro similar?